Haga clic aquí para solicitar de forma GRATIS el

Software de determinación de tamaño Pro-Flow III

<--- Regresar a Productos de control de vapor y llamas

VÁLVULAS DE BLANKETING (INERTIZACIÓN)

Las válvulas de blanketing son un medio eficaz para evitar y controlar el fuego en tanques de almacenamiento de líquidos inflamables. Los vapores no se pueden encender en ausencia de un suministro adecuado de oxígeno. En la mayoría de los casos, este oxígeno es suministrado por el aire que ingresa al tanque desde la atmósfera durante las operaciones de vaciado del tanque.

Las válvulas de blanketing se instalan con la entrada conectada a un suministro de gas inerte presurizado (generalmente nitrógeno) y la tubería de salida en el espacio de vapor del tanque. Cuando la presión del tanque cae por debajo de un nivel predeterminado, la válvula de blanketing se abre y permite el ingreso de gas inerte en el espacio de vapor. La válvula de blanketing se vuelve a asentar cuando la presión del tanque ha vuelto a un nivel aceptable. El gas de inertización no contiene aire. No se permite que en el tanque entre ningún suministro de aire (oxígeno). Los vapores, por consiguiente, nunca forman una mezcla inflamable.

Las válvulas de blanketing ayudan a mantener el espacio de vapor en un estado no inflamable y también suministran gas de compensación para asegurar que el espacio de vapor del tanque no esté sujeto a vacío.