Haga clic aquí para solicitar de forma GRATIS el

Software de determinación de tamaño Pro-Flow III

<--- Regresar a Productos de control de vapor y llamas

VENTEOS DE ALIVIO DE PRESIÓN DE EMERGENCIA

Además de la capacidad de venteo normal que suministran los venteos de vacío y presión y los arrestallamas de Protectoseal, todos los grandes tanques de almacenamiento de líquidos inflamables sobre tierra deben contar con algún medio para aliviar la presión interna excesiva que causa la exposición del tanque a un incendio. Según la resistencia de la estructura del tanque, un venteo con un tamaño determinado para manejar los requisitos de venteo normales (para las operaciones diarias) puede no ser adecuado para manejar el flujo normal de vapor generado por el calor de la exposición al incendio.

Cuando se produce un incendio cerca de un tanque de almacenamiento de líquidos inflamables, el calor transmitido a través de la pared del tanque a los contenidos hará que el líquido se vaporice fácilmente. En el caso de productos a base de petróleo, esta vaporización puede ascender a aproximadamente 30 pies cúbicos de vapor o más por cada litro de solvente vaporizado. Esto genera una presión relativamente alta dentro de la zona confinada del espacio de vapor del tanque. Ante la falta de un alivio de emergencia suficiente, puede ocurrir la ruptura del tanque, con efectos desastrosos sobre la vida y la propiedad y el medioambiente.

Las explosiones causadas por tales condiciones se pueden evitar fácilmente al proporcionar venteos de alivio de emergencia adecuados que permitan que los vapores salgan del tanque. Estos venteos de emergencia por lo general incluyen conjuntos de paletas (como se ilustra arriba) que tienen pesas para permanecer cerrados bajo condiciones de presión normal y que solo se abren cuando se alcanza una presión determinada, lo que alivia así el volumen anormal de vapor generado en las condiciones de incendio antes descritas.